Si usted no puede visualizar correctamente este mensaje, presione aquí

Medellín, 24 de marzo de 2006 No. 33

SISTEMAS CENTRALIZADOS DE LUBRICACIÓN

 

La lubricación es un procedimiento tradicional y muy importante en las industrias para mantener en óptimo funcionamiento sus equipos. Cuando no se realiza o se hace inadecuadamente se puede presentar desgaste y deterioro en los equipos, mayor consumo de energía, paros en la producción y accidentes.

La lubricación centralizada es una alternativa que permite lubricar varios puntos, localizados en diferentes sitios, con la dosis necesaria del lubricante específico, de una manera más eficiente, limpia y segura, sin necesidad de parar los equipos.

En este artículo se conocerán las generalidades, beneficios y algunas aplicaciones de esta novedosa tecnología de lubricación.

QUE ES LA LUBRICACIÓN?

Antes de definir lo que es la lubricación se debe entender lo que ocurre entre dos superficies que se encuentran en contacto y que tienen movimiento relativo.

A pesar de que una superficie metálica tenga una buen acabado superficial, cuando se observa a través del microscopio se ve que es irregular y cuando se deslizan dos de estas superficies, una contra la otra, las irregularidades tienden a bloquearse; la fuerza necesaria para vencer este obstáculo se puede medir y es conocida como FRICCIÓN. Este bloqueo produce desgaste, calor y/o una soldadura entre las protuberancias, lo que trae como consecuencia el deterioro de las partes. Según lo anterior "fricción es la resistencia al movimiento entre dos superficies cualquiera en contacto directo;.

La fricción se clasifica en dos tipos:

-  FRICCIÓN SÓLIDA: a) FRICCIÓN SÓLIDA DESLIZANTE.
  b) FRICCIÓN SÓLIDA RODANTE.
-  FRICCIÓN FLUIDA.  

La fricción deslizante se produce cuando dos superficies cualquiera en contacto directo se deslizan una contra otra sin lubricación, ésta ocurre en los pistones, en los descansos planos o en un eje.

 

La fricción rodante se produce cuando un cilindro o una esfera rueda sobre otra superficie sin lubricación, como sucede con una pelota o con un rodamiento. En este caso se necesita una fuerza menor para producir el movimiento, sin embargo, como no hay lubricación, siempre se puede esperar desgaste y calor.

 

Si se agrega una capa de aceite o lubricante en medio de las superficies en contacto, se apreciará que los esfuerzos para producir el movimiento son menores debido a que las irregularidades se llenan de aceite y las superficies ahora no están en contacto directo sino con un agente intermedio, el contacto ahora es: CUERPO−ACEITE−CUERPO y a esto se le llama fricción fluida. Aunque sigue presente la fricción, es menos perjudicial debido a que en este caso el elemento que se deteriora es el lubricante preservando las condiciones físicas de las superficies. 

A esta función de adicionar un agente (para este caso aceite) en medio de las dos superficies en contacto para que la fricción disminuya se conoce como lubricación.

PARA QUÉ LA LUBRICACIÓN?

La fricción y el desgaste se encuentran siempre presentes en los sistemas y las máquinas. El rozamiento crea una pérdida de energía mecánica (potencia) perjudicial para el mecanismo, que se traduce en un calentamiento de las piezas que estén en contacto, ocasionando desgaste, deformaciones, y eventualmente adhesión (gripaje o engarrotamiento). En reposo el rozamiento se traduce en un fenómeno de adherencia, que conviene reducir para disminuir los esfuerzos necesarios para la puesta en movimiento. El rozamiento afecta a todos los movimientos relativos entre las piezas: traslación por contacto puntual o lineal (correderas, cojinetes lisos, levas, etc.), rodamiento por contacto puntual o lineal (cojinetes de rodamientos, engranajes, etc.) y movimiento combinado por contacto puntual o lineal (cadenas, etc.).

SISTEMAS DE LUBRICACIÓN CENTRALIZADA

Las funciones de lubricación son de gran importancia en el mantenimiento de las máquinas utilizadas en la actividad productiva. Los conceptos y beneficios de la lubricación centralizada se desarrollan a partir del contraste con la lubricación tradicional.

 

En la lubricación tradicional el operario debe cumplir con un programa y cada determinado periodo de tiempo realizar la recarga de lubricante para mantener este nivel por encima del óptimo para el funcionamiento normal de la máquina. En la gráfica 1 se aprecia como debe ser un ciclo tradicional de lubricación.

 
   

Gráfica 1. Lubricación tradicional

Si el operario por algún motivo no cumple con el programa de lubricación o prolongan los periodos de tiempo entre recargas,  la máquina o el elemento en movimiento comenzará a trabajar con un nivel de lubricante por debajo del nivel óptimo requerido, y se producirán deterioros por fricción, dilatación de piezas por elevada temperatura, ruidos, etc. Este comportamiento se puede apreciar en la gráfica 2 y es el que se presenta en la mayoría de los casos.

 

   

Gráfica 2. Lubricación tradicional con deterioros

Los deterioros y problemas mencionados anteriormente son irreversibles e implican futuras paradas de máquinas por fallas o rupturas de piezas generando importantes pérdidas por la interrupción de la actividad productiva y elevados costos por reparaciones.

Como contraste a lo anterior  aparece la LUBRICACIÓN CENTRALIZADA

 

La LUBRICACIÓN CENTRALIZADA es una tecnología que se encarga de entregar la dosis de lubricante requerida en el tiempo deseado, en forma automática o semiautomática, independizando la función de lubricación de la mano del hombre. En la gráfica 3 se observa el comportamiento del nivel de lubricación bajo estos sistemas.

 

   

Gráfica 3. Lubricación centralizada

El funcionamiento de estos sistemas se caracteriza por mantener el nivel óptimo de lubricación realizando recargas automáticas en periodos cortos de tiempo, de esta manera la máquina recibe pequeñas dosis de lubricante muy frecuentemente, renovándolo y manteniéndolo libre de impurezas.

Estos sistemas pueden ser empleados para aceites o grasas hasta grado No.2, para grados superiores se considera como desarrollo especiales. Se componen básicamente de una fuente de energía, una unidad de bombeo, tuberías y accesorios, dosificadores, dispositivos aplicadores y un tablero de control, y otros componentes de acuerdo a la aplicación específica. En la gráfica 4 se pueden observar estos componentes para un sistema de doble línea.

Gráfica 4. Componentes del sistema

Estos sistemas son una herramienta infaltable en la tarea productiva asegurando la óptima lubricación de las máquinas y prolongando al máximo su vida útil.

PRINCIPALES BENEFICIOS DE  LOS SISTEMAS DE LUBRICACIÓN centralizada

  • AHORRO DEL LUBRICANTE por racionalización de su uso. Con equipos de lubricación centralizada se dosifica la cantidad justa de lubricante, evitando el derroche.

  • AUMENTO DE LA SEGURIDAD DEL PERSONAL DE MANTENIMIENTO debido a que la lubricación de los puntos que presentan alto riesgo para la persona como zonas a gran altura, proximidad a partes móviles o zonas con alta temperatura pueden ser lubricados a distancia.

  • DISMINUCIÓN DE LOS TIEMPOS DE PARADA debido a la disminución de las fallas de la máquina por falta de lubricación, reduciendo los tiempos de parada para mantenimiento y aumentando de esta manera la productividad.

  • MINIMIZA LA CONTAMINACIÓN DEL LUBRICANTE ya que estos sistemas aseguran el manejo adecuado del lubricante porque este es transportado desde el envase original hasta el mecanismo de la máquina a través de tubería, evitando así el contacto con el ambiente y anulando las posibilidades de contaminación.

  • PERMITE LUBRICAR CON LA MÁQUINA EN MARCHA, estos sistemas terminan con la necesidad de parar las máquinas para lubricarlas. Durante la actividad productiva los equipos lubrican los mecanismos estando la máquina en pleno funcionamiento

Estos beneficios son los que hacen de la Lubricación Centralizada una tecnología infaltable en empresas que busquen la mejora continua de sus procesos.

aplicaciones

(Haga click en el texto para ver información de cada aplicación)

 


Si tiene alguna inquietud con respecto a este tema, favor comunicarse con el Ingeniero Carlos Esteban Robledo en el email carlos.robledo@equisol.com.co o en el teléfono 4300990


ACTUALIDAD

  • Los servicios profesionales de ingeniería y el TLC (ACIEM)

“Además de buscar una negociación de bienes y servicios generales en el Tratado de Libre Comercio-TLC con los Estados Unidos, Ecuador y Perú, es necesario que el Gobierno Nacional sea consciente de la importancia de negociar los Servicios Profesionales de Ingeniería que son igualmente estratégicos para Colombia.”: Ver artículo completo

Si usted no recibe esta publicación directamente de INDISA S.A. o si desea recomendarnos a alguien para que la reciba, presione aquí

Para consultar las ediciones anteriores del boletín INDISA On line, puede entrar a http://www.indisa.com.co/indisaonline/. En esta página se encuentran todos los boletines en formato de página web, para que usted pueda grabarlos en su computador e imprimirlos.

Tel: (574) 2605533
Medellín-Colombia

mercadeo@indisa.com.co www.indisa.com.co