Si usted no puede visualizar correctamente este mensaje, presione aquí

Medellín, 18 de Enero de 2007 No. 43

LA TIRANÍA1 DE LOS SISTEMAS2

Reflexiones gerenciales

Autor: José Fabio Vélez M.

Ingeniero especialista INDISA S.A.

Es indudable el avance de los sistemas (software y hardware) y la ayuda que estos prestan a casi cualquier actividad humana.

No se concibe hoy una empresa que no tenga toda su información en “manos” de un computador o no esté conectada interna y externamente por una red.

Pero también es cierto que todos hemos sido víctimas alguna vez de la ya muy común frase: “esta caído el sistema”.  Aerolíneas, bancos, empresas  de servicio público son completamente dependientes de los sistemas.  Pero esta dependencia se vuelve crítica cuando los usuarios confunden la herramienta de trabajo, con lo verdaderamente importante: la información contenida en ella y su adecuada interpretación.

A fines de los años 60 hacía parte del pensum de muchas facultades de Ingeniería, la cátedra de aprendizaje de la ya olvidada regla de cálculo. Todo un semestre dedicaban los futuros ingenieros a desarrollar habilidades en el manejo exacto y rápido de ese fantástico adminículo, hoy completamente desaparecido, pero con el que se realizaron muchos de los cálculos de casi todas las obras de infraestructura de la época.

Por esa misma época se introdujeron los computadores, que se programaban en lenguajes como el Fortran IV y se alimentaban a los gigantescos equipos mediante tarjetas perforadas.

Varios semestres dedicaban los estudiantes a aprender el uso de la nueva herramienta. Pero finalmente, y con la revolución de la micro y nano tecnología, se dispone de computadores personales tan pequeños, que se acomodan en la palma de la mano. Aunque lo mas sorprendente de esta nueva tecnología no es su reducido tamaño y alta velocidad de cálculo, sino lo amigables que son con el usuario, librándolo del tedioso aprendizaje de otras décadas, que requería de muchas horas, antes de poder utilizar la herramienta para fines específicos.

Existen magníficas herramientas de diseño asistido por computador. La elaboración de planos con Autocad, por ejemplo, ha incrementado la productividad de dibujantes y proyectistas, y los planos con escuadras y díngrafos son cosa del pasado. Está tan extendido el uso de esta herramienta, que las escuelas de formación de dibujantes desaparecieron y lo que se consigue hoy son operarios del software. Sin embargo, no se lograrán buenos diseños, si no se conocen las técnicas gráficas que requieren las especificaciones de un acabado superficial o un ajuste con interferencia. Los operadores de software no saben de qué están hablando, solo saben manejar la herramienta.

Lo mismo ocurre con los paquetes de cálculos de ingeniería. Si no se conocen los fundamentos del método del elemento finito, no se comprenderán los resultados entregados por un software de cálculo como el SAP, para cálculo de estructuras. Recuerdo la pregunta de un joven ingeniero, que si podía utilizar filetes de soldadura de 2.5 pulgadas para unir laminas de 0.5 pulgadas de espesor, como lo recomendó el computador.

Claro que este problema no es nuevo. Miguel Ángel Buonarroti, genio de la escultura, se enfrentó a problemas tan complejos como los de cualquier ingeniero moderno. En el caso de la escultura, se requería de una gran sapiencia y dominio de las herramientas: cinceles, punzones, martillos, escofinas, etc. Sin duda que su diseño, fabricación y selección hicieron la diferencia para el logro de los objetivos (el David, por ejemplo). Pero Miguel Ángel es famoso por sus obras, no por el uso de las herramientas que le permitieron la genialidad. Es más, muchos artistas como Rodin encomendaban el trabajo duro de la piedra a sus alumnos y artesanos, conservando para él, la paternidad de la idea, la dirección del trabajo y el acabado final.

 

Este es el punto donde se quería llegar: no es, no puede ser, que la atención sea puesta hoy en el uso perfecto de los computadores modernos, y no en el resultado que se debería conseguir con ellos.

Pero, CUIDADO. ¿No estaremos cayendo en una esclavitud tiránica de los sistemas?

Se está convirtiendo en una moda la competencia entre ejecutivos, para ver cuál hace mejor uso de la herramienta: quién conoce más y mejor software, quién tiene la máquina de mayor capacidad, quién es capaz de diseñar una hoja de cálculo con más filas y columnas.

He visto con más frecuencia de la esperada, muchos gerentes queriendo impresionar a su Junta Directiva con un software desarrollado por ellos, que les permite simular el comportamiento de la producción o de las ventas, con la variación de más de cincuenta variables, hasta las más insignificantes.

Son capaces de generar en minutos tablas millonarias de datos, que luego grafican en función de lo que a cualquiera se le ocurra.

Recuerdo haber escuchado en una junta que "el gerente tenía mas números que un directorio telefónico".

 

Claro que a la hora de interpretar tanta información, la situación es muy diferente. El comportamiento empresarial debe y puede limitarse al entendimiento y control de unos cuantos indicadores de gestión. Pero en ese mar de números generados fácilmente por el computador, es imposible identificar y precisar los más críticos. Pero para algunos eso no importa, lo fundamental es tener mucha información, aunque no sirva para nada.

 

La clave de la Gestión Gerencial no es la generación de información. Es su empleo acertado, racional e intuitivo. Nunca reemplazarán los equipos modernos de diagnóstico, al eterno y universal Juicio Médico. Nadie aceptaría el diagnóstico de un computador sin la interpretación humana del doctor.

Eso es lo que se está perdiendo en las nuevas generaciones de gerentes: la intuición, el juicio profesional, la interpretación de los números. Solo importa la cantidad de datos generados por el sistema, aunque nadie sepa como se correlacionan con la generación de utilidades, por ejemplo.

No me sorprendería que en algunos años, algunos gerentes aplacen la junta y lo que es peor, la toma de decisiones, porque "se les cayó el sistema".

 

CONCLUSIÓN

Todo esta en Internet, todo lo hace el computador, ya no hay que pensar. Pronto se perderá la capacidad de analizar, como se perdió la capacidad de multiplicar en la cabeza, como cuando teníamos que aprender a deducir el seguramente ya olvidado Teorema de Pitágoras.

Siempre pensé que lo mejor de la invención del computador era que nos iba a quedar mucho tiempo para pensar, y hoy, como ayer, estamos gastando el tiempo en el manejo de la herramienta, como hiciéramos con la regla de Calculo.


Los sistemas son el medio, no el fin. Un buen Gerente debe conocer las herramientas disponibles  y contar con un grupo interdisciplinario que las domine y las opere para generar resultados con base en la información existente. Pero lo realmente importante es entender, analizar y saber interpretarlos, y hacer uso de ellos y de su conocimiento e intuición para tomar decisiones acertadas.

 

GLOSARIO

1.Tiranía: Dominio excesivo que un afecto o pasión ejerce sobre la voluntad.

2.Sistema: conjunto de elementos o partes coordinadas que responden a una ley, o que, ordenadamente relacionadas entre sí, contribuyen a determinado objeto o función.

Volver


Otros artículos:

INDISA On line No.26:

LA HISTORIA DE LA INGENIERÍA

INDISA On line No.18:

EL DIBUJO TÉCNICO EN LA INGENIERÍA

INDISA On line No.14:

EL HOMBRE QUE CALCULABA


Si tiene alguna inquietud con respecto a este tema presione aquí para comunicarse

con el Ingeniero Fabio Vélez


 

ABC DE LA REFORMA TRIBUTARIA

La nueva ley de reforma tributaria (Ley 1111 de 27 de diciembre de 2006) que entrará a regir en el año 2007 y que fue aprobada por el Congreso de la República, implica grandes cambios en el pago de los tributos para todos los colombianos, tanto para los particulares como para las empresas ya sean nacionales o extranjeras.

Para entender mejor estos cambios presione aquí

Para descargar el resumen de la Reforma Tributaria presione aquí

Si usted no recibe esta publicación directamente de INDISA S.A. o si desea recomendarnos a alguien para que la reciba, presione aquí

Para consultar las ediciones anteriores del boletín INDISA On line, puede entrar a http://www.indisa.com.co/indisaonline/. En esta página se encuentran todos los boletines en formato de página web, para que usted pueda grabarlos en su computador e imprimirlos.

Tel: (574) 2605533
Medellín-Colombia

mercadeo@indisa.com.co www.indisa.com.co